Buenos  vientos del  fútbol  y el básquet en el inicio del año

Un buen incio del fútbol, con los 2 arriba protagonistas. Un comienzo de año del básquet con equipos competitivos y Firmat haciendo ruido en la Liga Provincial, permiten imaginar un buen año y un llama deportiva firmatense, que siempre sigue viva.

 

Por Eduardo La Negra Bigotti

El sello registrado de la ciudad para los de afuera es “la ciudad de Vassalli”. Un lugar de producción, de familias laburantes, de buenos recursos humanos… y un lugar que ama el deportes.

El arranque del fútbol con el regreso de Javier Muños Mustafá luego de su gran pasó por el futbol profesional, incluyendo títulos y roce internacional, es para destacar. Pajarito “siempre estuvo cerca”, diría Fito Páez. Siempre volvió, aportó económicamente en sus visitas, fue uno más y hoy les regala a sus hinchas una actitud para que los pibes la tomen como referencia.  El otro que volvió fue Emi Aramburu, intratable para los defensores que pensaban que no iban a tener problemas de cintura a esta altura de su vida. Emiliano deja siempre la sensación de estar para otra cosa, para otro nivel Es muy hincha de Firmat y eso pesa en sus decisiones.

Argentino volviendo a insistir tras las 2 finales que se perdieron en el 2016, con la dirigencia repitiendo los que dejaron huella como Galetti y Ojeda. Volviendo a ilusionar a sus hinchas con los goles de un comprobado como el Bife Orellano. O la marca que deja el Talo Giampaoli, un diferente que se consolidó la temporada anterior y que parece que busca más. El futbol es pasión y domingo a domingo los hinchas revalidan su ilusión acompañando, comprando el chori, el pollo o la rifa, quizás no alcance en tiempos de bolsillos agujerados pero lo que vale es la intención.

¿Y el básquet? Goza de buena salud por más que haya tenido un poco de fiebre en el segundo semestre del 2016. Firmat ingresó para participara  y darle mejor competencia a los suyos. De la mano de un clase TNA como Bruno Mártire, el rejuvenecido Checho Maggio y el mejor base de La Venadense y ahora uno de los muy buenos del Provincial llamado Gabi Hospital, trepó a la zona de candidatura haciendo un de”Sastre”.

Y Argentino, que tras su flojo desempeño del segundo torneo, volvió a cero, armó otra historia con página en blanco, metió “El Coco” de los dirigentes a pensar y terminó armando un staf muy competitivo para la local. El regreso de un clase FEDERAL/TNA como el cordobés Banegas, que  demostró en su primer juego que no es un chiste su regreso. Otro retorno, el de Andrés Miguel, juninense que encontró su segunda casa porque la primera es Argentino, pero el de Junín. Ahí andan dando que hablar, Lucio y Nicolás, Varani y Helman. Ahí andan detrás de ellos 2 entrenadores que confían en ellos y potencian su presente, Miraglia y Juan.

Da gusto ver la calidad de Mártire y Banegas, finos, elegantes brillantes y adaptados al básquet moderno. Da gusto ver entrar de vuelta a su club a entrenar a Pajarito, luego de haber estado en lujosos hoteles e increíbles concentraciones mexicanas. Es siempre bueno ver a Galetti, quien ahora entrena arqueros de inferiores en Central, como entrena con las ganas de uno de 17 que se está por ir a probar.

Da gusto que la gente vuelva a la cancha, que un padre con su pibe siga pensando que vale la pena comprar una pelota para que cuando termina el partido el amor por el deporte que tiene esta ciudad, no se corte.

You may also like...

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *