El análisis del triunfo Cuevero sobre Sportsmen en el Federal

La jerarquía de Cordera, la mano de Banegas y el interminable Zanocco fueron los nombres que sustentaron la victoria Cuevera en la noche del viernes. Sportsmen un equipo intenso que puede enredarte en su ritmo no pudo sostenerlo todo el juego y en el segundo tiempo se jugó como quiso Argentino.

 

 

Por Eduardo La Negra Bigotti / edubigotti@yahoo.com.ar / @edubigotti -TWITTER

Nada vale tanto en el básquet como un partido emotivo más allá de los planes de juego y las formas que tenga cada uno. El de anoche –y revisando mi memoria- debe haber sido el mejor partido que vimos desde que existe el Torneo Federal en nuestra ciudad. Con cartas sobre la mesa claras para cada bando, Argentino y Sporstmen jugaron por momentos una disputa táctica cambiante y grandiosa que movilizó a todos los que se llegaron al Coloso Cuevero.

 

Fue un comienzo a pedir de Sporstmen con un 6 a 0, con el Cuevero sin hacer pie y con Sabatini –recuperándose de una lesión- y Banegas en el banco. Todo venía bárbaro para la visita con el muy buen trabajo de Bronzino abajo, la mano de los tiradores -Dayer uno de los buenos- hasta que apareció Cordera y se hizo cargo de la situación. Chocho sumó triple, triple y doble, o sea, se hizo cargo de lo que no estaba pudiendo hacer Argentino. Una vez equilibrado el tablero, el juego se hizo dinámico con Argentino apelando al carácter. Bronzino cotizaba alto en las tablas y el pibe Miguel –nuevo base Cuevero- trataba de romper hacia el cesto para asistir. El final se jugó al ritmo de Sportsmen.

 

Fogolín tiró a la cancha a Sabatini para ver como respondía de su lesión, Foradori siguió el plan de tiro que proponían los de Lebhian y sumó su triple. Sporstmen insistía con una presión en la salida Cuevera que no le daba resultado, siempre Argentino terminaba cruzando a campo rival y en muchos casos quedaba con un jugador solo debajo del cesto para anotar, igualmente .el momento del juego le correspondía a la visita. Más seguro, e imprimiéndole el vértigo y tiro rápido al juego los verdes marcaban el pulso. Argentino rompió 2 presiones, las terminó con gol y el ánimo local cambió. Banegas sumó un triple y el pasaje pasó a ser Cuevero, 4 puntos arriba y Sporstmen en baja.

Si preguntan por Bronzino, siempre jugando bien en la zona y eso es un gran mérito porque juega en un equipo que por momentos abusa del lanzamiento exterior. Sobre el cierre del parcial, Argentino también corrió y se llevó 7 puntos de diferencia  a su favor al descanso.

Cordera

En el reinició el Cuevero gobernó el tablero en los primeros minutos y también el pulso del juego. Ya no se jugaba tanto como quería Lebhian, ahora se jugaba como querían los de Fogolín, menos vértigo más pase y un Cordera lúcido –y jefe- como el de las mejores noches.  Fueron 6 minutos a la manera del team de Fogolín con ventaja permanente que vario entre los 6 y 10 puntos. Sobre el final se hizo más deslucido y con un cierre en el último segundo que fue de pizarrón en una salida. Cordera gran asistencia, Fabrini recibiendo y sin caer resolviendo con bandeja pasada.

 

Cordera arrancó descansando, había sido el gran protagonista del tercer parcial y los suyos debían sostener la diferencia en el arranque. Sportsmen aprovechó esa situación y se entregó al liderazgo de Stival. El base rosarino fue un arma letal y determinante en ofensiva, se adueño de los ataques y llegó al gol de todas las maneras posibles. Una muestra de monopolio de bola que realmente resultó perfecta. Stival puso el juego en otro lugar y Cordera ya había regresado a la cancha para coordinar a los suyos. Banegas comenzó a ganar protagonismo con un triple en la mitad del parcial y se relamía por lo que vendría. La pérdida de Dayer primero y Bronzino después por 5 faltas le fue achicando las posibilidad de goleo al visitante. El juego se empardó en 88 gracias a Stival el terrible, el destino no estaba claro, estaba para cualquiera de los 2…hasta que apareció la mano del cordobés Jorge Banegas. Tomó una bola, le quedaban 10 segundos para atacar pero eligió lanzar igual y terminó adentro. Sacó 3 Argentino y posteriormente volvió a castigar con otro triple. Demasiado duro fue el impacto para los rosarinos y de eso no pudieron recuperarse. Hubo tiempo para que otros de los de gran trabajo en la noche, Omar Zanocco,  sellará con 2 libres la gran victoria de Argentino.

 

Fue una noche de alta intensidad con 2 equipos que no desean lo mismo a la hora de jugar. El local quiere pasar más la bola y buscar la mejor opción y si se puede correr cuando están los ligeritos Banegas y Sabatini se corre; la visita es un equipo que hace del correr y tirar un culto –desaprovechando lungos en el perímetro- y que presiona en las salidas como si fuera un Plan perfecto, que anoche fue vulnerado muchas veces. Lo mejor fue lo que entregaron, un tremendo partido de básquet que premió a los que fueron a verlo. Para Argentino lo bueno de 2 victorias en 2 juegos y una de visitante. Igualmente la necesidad de un hombre más en el plantel para la zona sigue siendo una urgencia.

 

 

Síntesis:
Argentino 104: Andrés Miguel 7, Gastón Fogoín 0, Diego Cordera 21, Jorge Zamudio 5, Omar Zanocco 22 (f.i), Alejandro Fabbrini 4, Julián Fogolín 5, Jorge Banegas 20, Rodrigo Crocetti 5 y Gonzalo Sabatini 15. Dt: Mario Fogolín

Sportmen 92: Matías Stival 30, Ignacio Tripelli 3, Federico Dayer 18, Martín Fernández 8, Gustavo Bronzino 13 (f.i), Sebastián Ghirardi 5, Diego Foradori 7, Jonathan Sacco 2 y Santiago Baravalle 6. Dt: Cristian Le Bihan

Árbitros: Gonzalo Ponce y Martín Tesoro.
Parciales: 24-25/ 55-48/ 76-66 y 104-92.
Estadio: Roque Vassalli.
Público: 300 personas.

You may also like...

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *