El Campeonato Argentino de Mayores, un rayo fugaz y emotivo

Quedaron atrás 7 días a puro básquet en la ciudad. Se vivió de todo, hasta la angustia del día final por no ver a nuestra selección en lo más alto del podio. Igualmente, todo debe valorarse, la calidad de los jugadores, el espíritu amateur de ellos y la ciudad que fue gran anfitriona para un evento de alcance nacional.

 

¿QUÉ YA TERMINÓ?

Por Eduardo La Negra Bigotti / @edubigotti/ Face: Eduardo Bigotti

Hay adrenalina, pilchas de diferentes colores, hay horarios impensados para ir a ver un partido, son selecciones y de provincias. Algo nunca visto por los más chicos. Es el Argentino de Mayores que aparece inesperadamente para revivir el alma de esta ciudad. Una forma de reparar lo perdido (TNA, Federal).

El día a día de la semana es otro para el deporte de la ciudad. Pasan en Trafics los primeros días de entrenamiento, después saben que están cerca del estadio y eligen caminar, se van haciendo parte del dibujo urbano. Los pibitos eligen ir a ver entrenamientos, son mini utileros,  es básquet, son más altos, con rostros desconocidos y con nombres que si googleas aparecen con estadísticas y todo. Los nuestros, tienen un par de peso. Palacios que pasó por Firmat en el TNA pero que fue parido desde la Venadense. Uranga con apellido de peso para la historia de la Liga, Cossolito, el de más chapa por lo que viene de jugar en la Liga. Ni el tremendo frió de la semana paró al mundo del básquet firmatense, de lunes a domingo, vivimos de otra manera. Básquet y más básquet, un nivel que de juego atractivo que invitó y nombres como los de el Penka Aguirre-que se abrazó y visitó con todos-, Cajal, Avalle,  Bruna, Gramajo, Vildoza, Kely o el pibe García de Santa Fe, símbolos que se construyeron rápido en el consciente de la ciudad. Todos ellos buscando una ilusión con la misma pasión de pibes. Abrazados y a los empujones en la mitad de la cancha festejando un triunfo.

Santa Fe saludando

Pasó como un rayo, ojalá pudiéramos volver el tiempo atrás. Nos tocó la fibra basquetbolera, esa que marcó el nacimiento de la Liga Nacional también en nuestra ciudad, nos reconfortó el paladar de las mesas de café, nos asombró con jóvenes promesas que hablan del básquet que se viene. Fuimos más periodistas deportivos que nunca.

Simplemente gracias, a  Palacios -pequeño gigante-, Uranga un gladiador con clase, A Saborido por su empeño y por sumar a Zanocco, Pericich, a la Federación Santafesina , que podría recibir alguna crítica por los precios pero esta no será la ocasión. Al Gobierno de la provincia por sustentar y apoyar la idea. Al Club Firmat que fue serio en la organización y un gran anfitrión. A la ciudad y al Posta de Juárez con sus inmejorables instalaciones. Ojalá volvamos a vivir una fiesta similar acá, que la apuesta sea de los 2 clubes y en un mismo lugar (nuestra ciudad). Soñemos con un Sudamericano U18 o U17, con otro Argentino sostenido por una comunidad que ama este deporte y que extrañaba esa ansiedad antes de ir a la cancha.

 

You may also like...

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *