El mundial desde acá: UN MESSÍAS, UN ÁNGEL Y UN PALO MILAGROSO

Avanza el Seleccionado Argentino con nuestras ilusiones a cuestas. Un primer tiempo chato, un segundo de merecimientos para el triunfo y un final de Suplementario cargado de fe. Una vez más, dejamos la sensación de un hincha que lo ve lejos de Brasil.

 

Por Eduardo La Negra Bigotti

 

Se viven tiempos de incomodidades, porque el horario es el del morfi, porque es martes y el fútbol está hecho para los fines de semana. Este partido puede crear condiciones concretas para cocinar como el culo. En mi vida hice unos ñoquis tan fuleros, solos con queso y sin nada porque ni la salsa o la crema me acordé de comprar. Fueron los ñoquis menos pretenciosos que le convidé a mi hija, así lo entendió y por eso quedaron varios en el plato. Los fastidios estaban de movida nomás, dijeron que la cancha estaba fea, que la pelota picaría mal y que en las tribunas… estaba Pele (Tití habló de sorpresa Negra). Los nuestros, los que estaban ahí le tiraron por la cara el nuevo hit “Brasil decime que siente”. A mí no me la cuenten, este fue de Zaino (seguramente de mufa) y de botón de la -que te- FIFA.

El ricachón dio el pitazo inicial (El Sueco Ericsson dicen que tiene la mosca, el alce atado porque ahí no da para vacas). Un tipo que dirige por hobby si se la manda no le calienta. Asqueado de andar pagando con tarjetas porque no usar efectivo, acá se retoba y no te saca ninguna. Para colmo al Enano le están dando hasta en los tatuajes.

MESSI debe pensar que algunos nuestros ganaron el PROCREAR para remodelaciones porque “no te tiran una pared” hasta que no llegue el crédito. Faltan corajudos, los suizos esperan, estamos tan quietos como la plata que quedó en el Corralito del Piel de Judas Cavallo. Falta uno como Cacho Castaña, uno que encare, estos tipos están metidos y con camiseta roja parece el partido de Irán. Pinta para partido VAPA…Va pa largo. El equipo le hace honor al entrenador, le pone Pachorra a la tarde y a esa altura MESSI es Fidel o teniendo en cuenta el 1 de Julio –y después de 40 años de su partida- es Perón. Un líder necesario, indiscutido por los propios y golpeado por sus enemigos. Con eso no alcanza porque emerge Romero para salvar un gol con las gambas, abajo a puro reflejo. Hablando de Juan domingo, a Gago se lo espera más que a Perón en el 70. No agarra viaje, parece que… pero el doble 5 Masche y Rano le hace la gamba con horas extras. En el medio de la monotonía descubrí que Macaya se ha puesto amargo, todo lo ve mal. Su panorama nos hace entender…que la podríamos pasar peor. Para colmo aparecen en una contra, uno queda solo, la pica sin tiza y Romero hizo la del Cristo Redentor, se quedó quieto y esperó un milagro que por suerte llegó.

Se viene el Segundo Tiempo, dicen que es el mundial de los 10, Messi, James, Neymar, menos el de Suiza que te caga a patadas. Parece que el miedo del Primer Tiempo se aleja, andamos más adelante, más como diría un cuatrero: en campo de ellos. Allá va El maestro Mascherano agarra la valija y va, dejenló que rompa con la valija a cuesta total si pasa para el lado Suizo la puede guardar sin pagar impuestos y sin explicaciones. Ahí pasan los botines naranja de Rojo, pisan fuerte en tierra ajena. El marcador que todos querían sacar torció la historia, parece más brasilero cruzando la frontera de mitad de cancha. Jugó tan bien que hoy lamentamos porque no estará en la próxima. Higuaín parece que busca el gol, la sensación es que recién la meterá en la ronda 19.

Di maria

El arquero de ellos es alto, las saca cómodo arriba por más que vengan con una carta documento. Mascherano es tan necesario como la teta para un bebe de meses. Ellos se agrandan, saben que físicamente se puede, se animan y en el área por suerte le dan como si tuvieran los tacos de la pensadora contemporánea Xipolitakis.

Di María se va y hace daño por derecha, un calco de un gobierno liberal. Parece que en el suplementario las piernas se le hacen un Lio al Enano. Se sufre porque el tiempo se va, sentado a pocos metros del televisor Macaya se percata y me pone una en la mandíbula. Dice el Papá Pitufo de los mundiales “Messi no jugó bien”. Epa ¿Enrique qué queda para Fernández?
El mismo Macaya piensa en los penales, yo ya no tengo la más pálida idea de lo que pasará así que lo cambio a la TV PUBLICA, con la épica reiterativa del Pollo y la precisión de Latorre. Me remonto al 90, pienso en Sergio Romeroicoechea para lo que se vendrá. De repente, algo llega desde la pieza de mi hija, es una frase que no tiene razón de ser. “Gol de Di María” dice ella sin gritar. Lo está mirando por T y C con 4 segundos de deelay adelantado, rompió el pacto de verlo en el mismo que yo para que no sufriera por la diferencia de tiempo. Los hijos son así, no hacen caso. En mi televisor la pelota recién sale de la mitad de cancha, El Enano encara y va, no aguantó, yo también encaró para el dormitorio de ella, trato de comprobar que no me hizo una broma. Es tarde, ya está el abrazo y los últimos oooooolllll de Walter Nelson. Un gol, un golazo tan importante tan esperado y yo no lo pude gritar. Y que me voy a quejar, si lo que quería era ganar. Quedo bloqueado, le digo “sabés lo que vamos a sufrir, faltan 10 Julia”. Me mira, me quiere decir algo. Si lo pensó tenía razón: son 120 los que marca el reloj no faltan 10 como pensé. Llega el tiro en el palo, se te frunce como el de Romero que esta vez no dudó…directamente no salió. Una última, el tiro libre más largo del Mundo te pone como en los segundos anteriores de una operación programada. Las patas le pesan y en vez de convertirse en héroe, Shaquiri queda como si fuera un tronco de barrio dándole a la barrera.

Era incómodo nomás, se convirtió en un suplicio y necesitamos una aparición fugaz del MESSÍas que voló cuando nadie ya lo creía. Esta vez nuestros rezos llegaron no solo a él, esta vez nos salvó un ÁNGEL. Argentina no juega como queremos –aunque a mí en el segundo me gustó-, no conforma al total del periodismo vernáculo, tiene jugadores que están bajos. Lo bueno, sin jugar como pensábamos estamos acá con pocos goles en contra, con 4 jugadores (MESSI, MASCHE, DIMA, ROJO podríamos sumarle ROMERO) que sobresalen en lugar de 11 y una suerte que no pinta para campeón pero que está ahí. La misma suerte que tuvieron frente a Chile “los Suizos vestidos de amarillo que cantaban en la tribuna“

You may also like...

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *