Un arquero con flor de Busso le sacó el campeonato a Argentino

El equipo de Fitín Casadei se quedó con las manos vacias en la final de la Liga Deportiva dle Sur. Blanco y Negro le sacó ventaja con un golazo de Sosa en el primero y atrás el Cuevero tuvo un penal ejecutado muy flojo por Loria que Busso contuvo. Cuando faltaba poco para terminar el partido y Argentino tenía un hombre menos por la expulsión de Junco, el arbitro Vigna cobró un penal de Busso sobre Giampaoli que el mismo Giampaoli ejecutó y que la figura de la tarde contuvo para consagrarse como el héroe de la jornada.

EL PARTIDO

La tercera era la vencida, era la que tenía que tener un gol para cambiar una serie cerrada de dientes apretados. Argentino dejó una sensación en los primeros 20 de querer un poco más, Busso le sacó una de gol en el comienzo a Pool, un cabezazo con respuesta a todo reflejo. El mismo Germán complicó por izquierda y ahí Blanco y Negro perdía. No hacía pie con Barrientos muy solo el equipo de Mecozzi, en cambio el de Casadei se sentía mas seguro sin lastimar tanto. Los goles no se merecen se hacen, dice una de las máximas del fútbol de resultado. Y eso pasó a los 38, en el área de Argentino había pasado poco hasta que Blanco y Negro armó la especialidad de la casa. Una contra letal que terminó con el Pitu Barrientos cruzandola para Sosa que la empalmó como venía, como un centrodelantero tiene que hacer sin dudar, y metio un golazo contra el palo derecho de Galetti que nada pudo hacer. Atrás llegó el penal a Di Mella cuando lo agarraron en un corner. La tomó Loria, uno que sabe patear penales, espero mucho después del silbatazo, corrió y la dejó mansa a la izquierda de Busso que se la quedó. Impacto en la mentalidad para ambos lados, Busso para adueñarse del partido y Argentino para empezar a sufrirlo.

En el complemento Argentino fue apuro, pocas ideas y Blanco y Negro la espera atada al desequilibrio de Sacramone para cerrar el partido. Encima se quedó sin Junco, expulsado por doble amarilla. Los cambios de Casadei fueron de poca audacia, pensando en no descuidarse y no en buscar la gloria sacando gente atrás. Loria salió, después Pool, llegaron Tagliapietra que no jugó mal, Aguirre y Acevedo por Soljan para la gran defensor que va al ataque. Creció la figura de Galetti, por falta de puntería el Loco sacaba todo y saliá rapido. Tuvo una caída del cielo el Cuevero, el penal de Busso a Giampaoli falando poco. Esta vez el que no pudo fue El Talo que volvió a confirmar que la final no era para Argentino.

Blanco y Negro en la primera clara metió el gol, Argentino careció de calidad ofensiva, quedó golpeado por el penal que falló Loria, no aprovechó el nuevo penal sancionado y Casadei careció de audacia para jugar con determinación y corazón. Todo terminó en paz, con Blanco y Negro festejando en la cancha y el público de Argentino retirándose en silencio asumiendo la derrota. Cerca de 1800 personas vivieron una final que terminó con un justo campeón que hizo lo que había que hacer, meterla en una serie muy pareja. La figura indiscutida Busso el arquero que se comió el partido con personalidad y Sacramone que gravitó en la delantera.

 

 

You may also like...

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *